Ir al contenido principal

Aparecida, variaciones sobre la pierna perdida de la patasola



Pronto en el 45SNA

Aquí un adelanto:

Límite

Captar la atención de las personas y reunirlas en círculo
Comenzar a contar bajando la voz como si se estuviera diciendo un secreto
Abrir bien los ojos


La violencia política y económica del país, más la violencia religiosa que se viene accionando hace siglos, han ido cambiando y re-configurando nuestras formas de vida y nuestra relación con el territorio. Existen muchos mitos de origen campesino que invocan fantasmas y apariciones de distintos tipos que no necesariamente se relacionan de manera directa con mitos indígenas o mitos católicos o africanos. Son nuevos mitos que los campesinos y los colonos han construido en su habitar. La Patasola es uno de ellos. Su aparición sucede en un lugar particular: en el espacio límite entre campo y monte, lejos del pueblo campesino, allí donde termina lo civilizado y empieza el espacio de lo desconocido. Es en este terreno límite entre dos mundos -campo y monte- que la Patasola asusta y hace perder a la gente. Ella no es civilizada ni completamente desconocida, no es un espíritu ancestral ni es el diablo católico, es un ser fantasmal que alguna vez fue humano. Un ser de otro mundo que existe gracias a una transformación. Una transformación violenta. Su aparición extraña, terrorífica, en ese espacio entre-dos, en este límite, pareciera advertirnos o tal vez recordarnos algo. Algo no necesariamente relacionado con su propio mito sino tal vez con ese tránsito entre un espacio controlado, agrícola y un espacio salvaje desconocido donde más allá habitan otros espíritus que hemos olvidado. Su aparición allí, señala un cambio, un punto de cruce ¿Una frontera tal vez ?
Dicen que a la Patasola no le gustan los perros. Se esconde cuando los escucha. El perro que acompaña al campesino a cortar leña al monte, va delante de él, vigilante, protector. Con las orejas y la cola levantadas. A veces se mete entre los arbustos, vuelve a salir, corre, ladra, persigue pájaros y otros animales. A veces gruñe.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Sobre el gótico tropical (2007)

De izquierda a derecha: Oscar Campo, Luis Ospina, Oscar Muñoz, una señora de teatro, Pakiko Ordoñez, Ramiro Arbeláez, Hernando Guerrero. Tomada el 31 de Enero de 2009, en el patio de lugar a dudas .

Sobre el gótico tropical Una entrevista a Ramiro Arbeláez

M.R.\ Lo que queremos saber es -como ustedes fueron los que de alguna manera acuñaron el término gótico tropical- por un cierto gusto por el cine de terror, nos gustaría saber como lo abordaron para hablar de unas cuestiones de la realidad de Cali, o del Valle, o de Colombia.

R.A.\ Eso lo ha explicado mejor Luis Ospina en una entrevista. Digamos que las primeras sistematizaciones o racionalizaciones sobre lo que se hacía en ese momento, reconocieron a la literatura de terror y al cine de terror como influencias. No sólo en el caso de Andrés Caicedo en términos de literatura, sino también en el caso de Luis Ospina y Carlos Mayolo, quienes también expresaban que ellos eran lectores del genero de terror en literatura y visitantes consuetud…

Historia de una trama (Agente Ramírez)

Un agente secreto del das,
un escritor oligarca de la "izquierda chic",
un grupo de poetas muy inteligentes que hacen inteligencia,
dos artistas que interpretan,
y un profesor de literatura de los Andes
en....

Historia de una trama (Agente Ramírez)

Un proyecto sobre una novela negra, de un escritor poco conocido, que trata desde la
ironía, aspectos de la política represiva contra la izquierda en Colombia: la colaboración
del departamento de inteligencia colombiano con la CIA, su política de infiltración en las
universidades públicas y su tendencia a encontrar la subversión en todas las esquinas.
Especulando y mezclando la realidad en que fué escrita el libro y la ficción que contiene,
ésta es una historia de espías que no saben para quién trabajan.



https://vimeo.com/80216783

1.
Los espías, charla-performance
Lunes 25 de Noviembre
El parche, Carrera 9 # 22 - 87 Apto 202.
Bogotá
8:00 pm 

2. Exhibición
Hotel del Sena, Paloquemao
Número de habitación por confirmar
Martes 26 a partir de las 3 p.m …

To loose something, get it back and consciously loose it again

I wanted to loose something. I wanted to feel the loss, to understand. To grasp some sense, to recover it somehow and then loose it again.
I have spent two and a half months memorizing and making in clay, pre-Columbian objects purchased by the Paul and Dora Janssens collection, now on display in one of the most popular museums in Antwerp, the M.A.S. This is one of the pre-Columbian collections that the Colombian government has listed as having a large number of pieces of heritage value to the nation.
What I did during my time in Antwerp, was to go almost every day and memorize one, two or three objects per day, without using a camera, drawings or written notes. Then at studio of the residence I reproduced them from memory using local clays and unifying their scale. As I progressed in this memory practice, I realized that there were different ways of memorizing that worked more than others. For example, talking to myself out loud in the museum, describing the shapes of the objects in a…